Así llega Emelec a la final: el club que vino de menos a más.

13 Diciembre 2017
Redacción 
Antes de perder ante El Nacional, Emelec llevaba una racha de 5 triunfos al hilo. Foto: Radio Positiva

A diferencia de otros torneos en esta década, donde Emelec comenzaba jugando bien, en esta primera etapa dejó muchas dudas, aunque a veces el bombillo daba chispazos.

Emelec, a diferencia de Delfín, fue un bombillo intermitente. Como siempre, el talón de Aquiles de los eléctricos fue su cuota extranjera, dejaba ver muchas falencias, por la media con el uruguayo Píriz, y en la delantera con Vides que se desconectaba partidos enteros; entre los refuerzos criollos, hay que nombrar a un Marlon de Jesús que antes de su lesión fue la mejor carta arriba: Potente y encarador, pero que no volvió a ser el mismo luego de su cirugía.

El más regular fue Ayrton Preciado, pero una golondrina no hacía verano; abajo, la defensa no se consolidaba, con una media permeable: Pinillo con Ramos, o con Mejía no daban garantías, más allá que por las bandas no funcionó Byron Mina por la izquierda, o la inclusión de Romario Caicedo como lateral. De todos modos se vieron chispazos cuando Emelec en la copa Libertadores hizo buenas actuaciones venciendo a DIM en Medellín, o a San Lorenzo en Buenos Aires.

Pero hubo que esperar a la segunda parte del campeonato, donde Bagui ya libre de lesiones se consolidaba en una defensa, donde "Hormiga" Paredes, un lateral derecho de oficio, pasaban a ya conformar una línea de 4 estable, donde ya Guagua recuperado entró a poner orden, sea con Ramos, o con Mejía. Ahí fue donde se vio la mejor versión de la media, donde tanto Gaibor como Lastra podían generar mejor; sin contar con la aparición de Fernando Luna, que desde el principio encajó bien, y diversificó el ataque azul.

Brayan Angulo volvió a buen nivel, consagrándose titular, pero lo mejor de la segunda parte de Emelec es que encontró variantes ofensivas: Ya no era la misma jugada de Preciado por la izquierda, sino que ahora podía hacer goles de pelota parada, atacar de manera frontal por medio de Luna o Angulo, y por la derecha con Burbano.

Esto sirvió para que los eléctricos ganen la segunda etapa con 45 puntos, donde se dieron el lujo de incluso dar descanso a su plantilla estelar frente a El Nacional. Más allá de que en el segundo semestre mejoró la delantera, y la defensa, hay que decir que Emelec de la mano de Arias aprendió a manejar mejor los partidos, y aunque tuvo más derrotas que en primera fase (5 contra 2), tuvo muchas más victorias (14 contra 9), ya que en los primeros meses del año fue el "rey del empate" con 11, la mitad de los partidos que disputó en esa instancia.

Quizás la principal duda que hay en Emelec, es que en todo el año no le ha podido ganar a Delfín, y en los 4 enfrentamientos del año, fue derrotado una vez y empató 3. Los millonarios no vencen a los cetáceos desde el 31 de julio de 2016, cuando Brayan Angulo hizo el único gol del partido.

Emelec alinearía con Dreer; J. Paredes, C. Ramos, Guagua y O. Bagui; R. Burbano, F. Gaibor, F. Luna, O. Lastra y A. Preciado, para dejar arriba un solo punta: Brayan Angulo.

Envía tu comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

La Pasión

La Pasión Fútbol, Revista Digital. Entérate de las ultimas noticias del mejor deporte donde no existe religión- El Fútbol.

Lo más visto